Las empresas de tecnología financiera modifican los servicios que ofrecen para evitar ser reguladas por la Ley Fintech.La legislación supervisará a quienes presten servicios financieros, por lo que quienes quieran funcionar sin vigilancia se mantendrán como agregadores de pago. Los agregadores sólo proporcionarán infraestructura y tecnología para realizar y recibir pagos con tarjeta, pero no guardan dinero.En México hay casi 400 fintech, de las cuales 120 están obligadas presentar su solicitud de supervisión antes del 25 de septiembre conforme a la Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera, conocida como la Ley Fintech, pero hasta la semana pasada, sólo la mitad había iniciado el trámite ante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).Empresas como PayPal y Conekta refirieron abiertamente que modificarán su esquema de negocios para evitar la regulación de la CNBV. Ambas firmas dejarán de otorgar saldos en las cuentas de sus clientes, es decir, no retendrán dinero, y sólo fungirán como agregadores de pago.“PayPal está decidiendo continuar con esta figura (de agregador) sin ajustarse a la Ley Fintech que entra en vigor el 25 de septiembre. Para eso estamos implementando las transferencias automáticas, lo que quiere decir que si recibes tu dinero en tu cuenta se va a transferir de inmediato a una cuenta bancaria”, explicó Hernán Garza, jefe de Asuntos Legales de la compañía en México.Rocío Robles Peiro, directora general de Supervisión y Modelos de la CNBV, recordó que la Ley Fintech sólo reguló dos modelos dentro de las financieras tecnológicas: financiamiento colectivo, conocido como crowdfunding, y aquellas de fondos de pago electrónico: las wallets.
Estas empresas otorgan servicios financieros como créditos, posibilidades de inversión y saldos o almacenamientos de capital, a diferencia de los agregadores, que sólo pasan dinero entre cuentas.”Estas fintech reciben recursos del público en general y los administran, por lo tanto, debe cuidarse que los recursos sean bien custodiados y administrados”, dijo.Conekta decidió mantenerse en el esquema de agregador de pagos, aunque la empresa no descartó alinearse a la Ley Fintech en el futuro. “Aunque este 25 de septiembre no presentaremos una solicitud para obtener el permiso para operar como institución de tecnología financiera, continuaremos poniendo todos los esfuerzos en alinearnos a esta normatividad, por lo que no se anula el hecho de que en un futuro tengamos entre nuestros planes lanzar productos que sean regulados por la Ley Fintech”, respondió la empresa.Daniela Robles, directora general de la Asociación Fintech México, descartó que el ecosistema rechace la ley. “Son decisiones de negocio, cada empresa elige qué le conviene más, ya que ser una institución financiera regulada es una responsabilidad grande”.


Source link

NOTICIAS FINANCIERAS
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *