Crea un Cdigo de Buenas Prcticas Tributarias voluntario para profesionales y asociaciones con ventajas para quienes informen de irregularidades. Podrn optar a un sello de calidad.

La Agencia Tributaria (AEAT) ofrecer un trato preferente a los asesores fiscales que acepten informarle de irregularidades. As lo establece el Cdigo de Buenas Prctica Tributarias que ha planteado a las asociaciones que les representan, que ser de adhesin voluntaria. De momento, cuenta con siete votos favorables de otras tantas asociaciones y colegios profesionales, la abstencin de la Asociacin Espaola de Asesores Fiscales (Aedaf), y el voto en contra del Consejo General de la Abogaca (CGAE), que se opone por considerar que «supone un riesgo para la profesin por el tratamiento que el Cdigo realiza del secreto profesional», a la espera de que lo analice su Pleno. Esto se produce, adems, cuando se encuentra en tramitacin la ley que se adapta a la Directiva de Intermediarios Fiscales (ver informacin adjunta).

En realidad, se han creado dos Cdigos, uno para asociaciones y colegios y otro para los profesionales. En principio, el profesional informar a su asociacin y sta a la AEAT, incluso en el caso de que el asesor quiera adherirse pero su asociacin, no. No es descartable que los asesores puedan informar directamente al Fisco, por ejemplo, si no estn adheridos a ninguna plataforma. Las asociaciones estn pendientes de que su voto sea refrendado por sus integrantes para que su postura sea efectiva. En el caso de Aedaf, segn fuentes conocedoras, no parece que vaya a haber un voto favorable.

Las asociaciones y colegios se comprometen a informar a la AEAT de irregularidades que detecten sus asociados y que puedan afectar al funcionamiento normal del sistema tributario, o a la competencia en el mercado. Los intermediarios que asuman el Cdigo debern prevenir e instar a corregir conductas de clientes que puedan implicar riesgos fiscales importantes, teniendo en cuenta estndares de calidad que fijarn las asociaciones y colegios. En concreto, se prohbe que asesoren en una serie de operaciones ilcitas (llevanza de doble contabilidad, utilizacin de software de doble uso, etc.) e incluso, en otras no ilegales, como no incluir en el diseo de sus estrategias parasos fiscales (ver cuadro adjunto).

A cambio, la AEAT otorgar un reconocimiento, en forma de sello de calidad a las asociaciones y colegios y los profesionales que se hayan adherido al Cdigo, que se estudia que pueda incorporarse como logotipo.

Adems, la Agencia se compromete a establecer un canal de comunicacin directo con los adheridos, facilitarles trmites, personalizar la gestin y reducir cargas fiscales indirectas, publicar los criterios que aplica en procedimientos de control y agilizar el conocimiento, por parte de los intermediarios adheridos, de los hechos susceptibles de una regularizacin, una prctica habitual hace aos que ahora no se produce ya que se tiende a dificultar la posibilidad de defensa en la fase de comprobacin.

Una vez aprobados los textos de los Cdigos, la AEAT y las asociaciones y colegios adheridos se encargarn de definir el tratamiento para eventuales supuestos de inobservancia de los compromisos alcanzados. Las asambleas en las que las plataformas validar su voto no se celebrarn en ocasiones hasta el otoo, pero la Agencia se compromete a empezar a trabajar en este marco desde ahora.

Estos Cdigos nacen en el contexto del Foro de Asociaciones y Colegios de Profesionales Tributarios, creado en 2011, y se llevan gestando desde hace tiempo, aunque han recibido un impulso definitivo del actual director de la AEAT, Jess Gascn, que cumple un ao en el cargo.





Source link

NOTICIAS FINANCIERAS
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *